Una curiosa imprenta

Me encontré esta antigua, pequeña y práctica imprenta a la venta en Ebay, utiliza un estereotipo montado sobre un rodillo de madera y cuenta con una batería de entintado de dos rodillos auxiliares de madera y tela; supongo que en su momento era una forma de imprimir volantes rápidos para un negocio, de modo que se pudiera prescindir de mandar a la imprenta. Les dejo todas las imagenes de esta imprenta.

The Islamic Manuscript Tradition

Una nueva adquisición para la Bibilioteca de las Artes del Libro es esta magnífica obra editada por la Universidad de Indiana The Islamic Manuscript Tradition, este libro es una recopilación hecha por Christiane Gruber que consta de siete ensayos que cuentan, desde la fundación y puesta en marcha de las colecciones de la Universidad a temas muy especializados y poco desarrollados dentro de la divulgación de las artes del libro islámicas, dichos ensayos son los siguientes:

  1. Introduction: Islamic Book Arts in Indiana University Collections / Christiane Gruber.
  2. Ruth E. Adomeit: An Ambassador for Miniature Books / Janet Rauscher.
  3. Between Amulet and Devotion: Islamic Miniature Books in the Lilly Library / Heather Coffey.
  4. A Pious Cure-All: The Ottoman Illustrated Prayer Manual in the Lilly Library / Christiane Gruber.
  5. Ibrahim Müteferrika and the Age of the Printed Manuscript / Yasemin Gencer.
  6. An Ottoman View of the World: The Kitab Cihannüma and Its Cartographic Contexts / Emily Zoss.
  7. The Lilly Shamshir Khani in a Franco-Sikh Context: A Non-Islamic «Islamic» Manuscript / Brittany Payeur.
  8. An Amuletic Manuscript: Baraka and Nyama in a Sub-Saharan African Prayer Manual / Kitty Johnson.

Concentré mi atención en el ensayo Between Amulet and Devotion: Islamic Miniature Books in the Lilly Library / Heather Coffey ya que este año comencé a impartir el taller «El Libro como amuleto: libro etíope y libro octagonal islámico» pero obviamente los demás ensayos son de una profundidad que dan ganas de algunas cuarentenas mas (es broma nada mas) y aunque los ensayos se pueden consultar en linea como siempre es un placer contemplar un buen libro impreso.

Les dejo el link original en el que pueden descargar todos los contenidos de esta obra en PDF y les envío un cordial saludo.

The Islamic Manuscript Tradition

300 recetas de papel

Un libro pequeño pero muy completo es este de 300 Papermaking Recipes, sus autoras Mary Reimer y Heidi Reimer-Epp tienen una experiencia sobrada en el arte de hacer papel e hicieron un manual excelente que no le pide nada a otros clásicos en este tema.

El libro no se detiene en explicaciones históricas y va directo al grano a hablarnos sobre las caracteristicas de diversas fibras y su empleo como pulpa papelera., también revisa una gran cantidad de materiales que pueden incrustarse en el papel para hacerlo visualmente mas atractivo.

En México parece que la manufactura de papel no es un campo que llame tanto la atención como en otros países, aunque si conozco de varios proyectos muy interesantes para la reutilización de fibras, sería deseable ver mas proyectos de papel artístico y sobre todo mas artistas dedicados a la creación de arte de papel.

Este libro queda desde ya a consulta en la Biblioteca de las Artes del Libro.

Filigranas o marcas transparentes en papeles de Nueva España en el siglo XVI

Les dejo un libro que cité en un post pasado escrito por Ramón Mena Issasi una investigación muy detallada sobre las filigranas de papeles que se encuentran en el período novohispano.

Ramón Mena Issasi nace y muere en Cordoba, Veracruz (1874-1957). Licenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana. Desempeñó diversos cargos judiciales. Como arqueólogo junto con Alfonso Caso dictaminó sobre la autenticidad de las joyas encontradas en Monte Albán. Fue investigador del Archivo General de la Nación y profesor y curador del Museo Nacional. Coautor de catálogo de la colección de objetos de jade (1927), Nueva orientación arqueológica e histórica y antigüedad del hombre en el Valle de México (1924), Catálogo Secreto. Culto al falo (1926), Filigranas o marcas transparentes en papeles de Nueva España del siglo XVI (1926) y Educación Intelectual y física entre los nahuas y mayas precolombinos (1930).

Igual que en el post anterior tenemos el caso de un investigador muy entendido en este caso del proceso de manufactura de papel y del contexto que tuvo su uso en la Nueva España en donde por un par de siglos no fue posible la construcción de un molino papelero para el abastecimiento y desarrollo de la industria papelera nacional. Espero que disfruten este libro, les envío un cordial e higiénico saludo.

Descarga PDF

Parte I

Parte II

Parte III

Parte IV

Encuadernaciones artísticas de Michoacán

Hace tal vez medio año me encontré este documento en alguna librería de viejo de esta ciudad y pues me dió mucha alegría como siempre por el tema, en primer lugar y también por el lugar de estudio Michoacán que fué la tierra de mis padres, mi padre nacido en un rancho cercano a la ciudad de Tacámbaro y mi madre nacida en un pequeño pueblo llamado Senguio.

Y bien, pues como no conocía la existencia de esta obra me llamó de inmediato la atención el trabajo de su autor, del que les pongo una pequeña biografía que le robo a la Enciclopedia de la Literatura en México:

«Cursó estudios profesionales de Leyes, en la Facultad de Derecho, y de Ciencias Sociales, en la Escuela de Altos Estudios (hoy Facultad de Filosofía y Letras, FFyL) de la UNAM. Fue consejero técnico y director del suplemento “Revista Mexicana de Cultura”, del diario El Nacional (1962-1968). Sus artículos de temas históricos, etnológicos y bibliográficos fueron publicados en numerosas revistas especializadas, como Historia Mexicana, Letras de México, Boletín de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Boletín Bibliográfico de la Secretaría de Hacienda, Estampa, Memorias de la Academia de Ciencias Históricas de Monterrey, Revista de la Academia Nacional de Ciencias, El Hijo Pródigo y El Nacional; en este último escribió semanalmente sus “Notas de bibliografía michoacana” durante cuatro años (1964-1968). Realizó trabajo editorial en la Imprenta Arana y en la Editorial Cvltvra Talleres Gráficos S.A. y desempeñó el cargo de bibliógrafo consultor en las bibliotecas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Por otro lado desarrolló una gran actividad política y ocupó importantes cargos en el gobierno del Estado de Michoacán, así como en otros estados. Fue discípulo del erudito Nicolás León y apasionado bibliófilo, coleccionó un gran número de impresos, manuscritos, periódicos y folletos de gran rareza, que más tarde contribuyeron a formar la Biblioteca Luis González de El Colegio de Michoacán (ColMich). Se diño a la tarea de recorrer un gran número de bibliotecas y archivos, al percatarse de que la mayoría de los textos se encontraban en el extranjero, fundamentalmente en los Estados Unidos como las bibliotecas Hispanic Society of America, de Nueva York; Newberry, de Chicago; John Carter Brown, de Rhode Island; Library of Congreso, de Washington; las universitarias de Pennsylvania, Tulane, Yale, Michigan y Harvard, entre muchas otras.»

«Joaquín Fernández de Córdoba, bibliófilo, etnólogo y lingüista, fue autor de acuciosas investigaciones sobre el origen, la naturaleza y el destino de los impresos michoacanos del siglo xix; corrigió los errores cometidos por otros estudiosos acerca de la historia de la imprenta en Morelia y escribió una historia de la tipografía en esa ciudad, correspondiente al periodo de 1820 a 1917, con las imprentas e impresores más destacados. Confeccionó una bibliografía de la lengua tarasca con fichas de todos los impresos producidos en el estado de Michoacán durante el siglo xix; el trabajo incluye notas biográficas y críticas, así como los lugares donde se encuentra el material. De su búsqueda de los impresos en el extranjero publica Tesoros bibliográficos de México en los Estados Unidos, donde muestra la historia y las vicisitudes del éxodo de estos impresos. Cabe destacar también la reedición fiel del original de la Gramática de la lengua tarasca, de Fray Manuel de San Crisóstomo Nájera y la reproducción facsimilar de tres impresos religiosos en lengua tarasca. La mayoría de sus investigaciones superan el terreno estrictamente bibliográfico, pues los detalles que aporta son fuentes documentales de utilidad para los estudiosos de la historia, filología y lingüística mexicanas.

Y bien pues este estudioso fue el autor de este pequeño estudio que ahora les dejo para su descarga, fue escrito en 1970, veintitrés años después de publicado Encuadernaciones Artísticas Mexicanas de Manuel Romero de Terreros quién debió haber influenciado o cuando menos sensibilizado a de Córdoba para su libro, extrae en sus primeras páginas un dato muy interesante sobre fray Diego Basalenque (1577-1651) de quién dice «sus aficiones bibliográficas se rebelaron en sus días de novicio, en que se dedicó a componer los libros del coro, formando una nómina de ellos, así como también en la librería conventual ayudaba a empastar libros en pergamino y con una rara habilidad poníales rotulones en los lomos de cada volumen» por lo que convierte a Basalanque en el personaje mas antiguo, con nombre y apellido, que se describe como artesano de la encuadernación y de la caligrafía en México.

Joaquín Fernández de Córdoba conocía bastante bien el oficio de la encuadernación, mucho mejor que el bibliófilo promedio, ya que logra mirar los modos y las formas ligatorias con un detalle que su antecesor Romero de Terreros no logró alcanzar.

Descargar PDF (28.5 Mb)

Encuadernaciones artísticas de Michocán

Francisco Díaz de León

Biografía publicada en la página de la Colección Blaisten

Francisco Díaz de León nació en la ciudad de Aguascalientes en 1897. Gran artista que fungió como pintor, un grabador excepcional, ilustrador, fotógrafo, maestro, diseñador editorial, un pionero del diseño gráfico, promotor de arte y coleccionista. En 1917 llegó a la Ciudad de México becado para entrar a la Academia de San Carlos donde tuvo como maestros a Saturnino Herrán y a Germán Gedovius entre otros. En esta etapa de su vida es cuando conoció al artista Jean Charlot, quien lo introdujo al grabado en madera técnica en la que se especializó e impulsó. Siendo ésta la faceta que más se conoce de su producción artística. Desde muy joven ilustró revistas como Pegaso y periódicos como el Diario de Yucatán y es importante recalcar que él fue el que realizó el primer grabado en linóleo en México en 1924.

Más tarde fue alumno de Alfredo Ramos Martínez en la Escuela de Pintura al Aire Libre de Coyoacán, allí les enseñaba a sus alumnos las bases de la técnica impresionista que estaban en boga en Europa.

Díaz de León tuvo una gran vocación de maestro y siempre intentó mejorar los sistemas educativos en 1925 fue nombrado director de la Escuela de Pintura al Aire Libre de Tlalpan, luego director de la Escuela de Trabajadores Núm. 1 de 1934 hasta 1937. En 1927 fue director del Taller de Grabado en la Academia Nacional de Bellas Artes y en 1928 fundó la Escuela Nacional de Artes del Libro hasta 1956. Esta fue la primera vez que se formó un escuela con la especialidad de grabador y especialista en diseño editorial.

A lo largo de toda su vida estuvo involucrado en diversas publicaciones ejerciendo en ellos como ilustrador, tipógrafo, o como diseñador editoral como la Revista Dyn, Xylón, Magisterio, Mexican Art and Life. También colaboró en varios libros tanto a nivel de diseño como ilustrador, algunos de ellos son El Gavilán, Viajes al siglo XIX, Campanitas de plata, entre muchos otros.

Durante su vida fue un artista muy reconocido, y su opinión sobre las artes siempre fue escuchada y tomada en cuenta fue Socio Honorario de la Sociedad Mexicana de grabadores, organizó las exposiciones de la Sala de Arte de la SEP de 1931 a 1933, fue miembro fundador del Seminario de Cultura Mexicana, miembro de la Academia de Artes en el área de grabado por mencionar solo algunas de las instituciones en las que estuvo involucrado.

Como pionero en el diseño gráfico sería importante mencionar que él diseñó el logo de la Academia de las Artes, en 1946 ganó el concurso para el diseño del escudo oficial de la ciudad de Aguascalientes y él fue el creador del logo del Fondo de Cultura Económica.

Recibió varios premios como en 1930 el Galardón de medalla de oro en la Exposición Iberoamericana de Sevilla, en 1934 obtiene el primer lugar de grabado con su obra Tlachiqueros en la octava exposición de Northwest Printmaker en el Museo de Arte de Seattle, Washington. Se le otorgo en 1969 el Premio Nacional de Artes, entre otros.

En 1975 muere en la Ciudad de México dejándonos como herencia su obra y su sabiduría la cual dejo plasmada en apuntes y libros.

Ver la obra de Francisco Díaz de León

Notas sobre la mujer en la tipografía mexicana. Carolina Amor de Fournier

Carolina Amor de Fournier nació en la Ciudad de México en 1908 y murió en esta misma en 1993 fue una editora, escritora, y traductora mexicana. Sus padres fueron Emmanuel Amor Subervielle y Carolina Schmidtlein García Teruel, miembros de un de una aristcracia que, para 1940, vivía mas de recuerdos que de realidades. Fue fundadora de la editorial científica mexicana La Prensa Médica Mexicana, y por largos años su directora y editora, así como de Editorial Fournier. En 1980 recibió el premio al Mérito Editorial. Fue también cofundadora, en 1965, de la Editorial Siglo XXI. Su hermana menor, Guadalupe Teresa Amor Schmidtlein (1918-2000) fue poeta y escritora, conocida en el medio de la poesía como Pita Amor.

Sin mas preambulo dejo la descarga de este texto de Carolina Amor de Fournier en días en los que la mujer en México está exigiendo, defendiendo y construyendo derechos trascendentales que históricamente les han sido velados y minimizados como podrán leer en algunos ejemplos de este ensayo.

Decargar PDF (43 Mb)

Notas sobre la mujer en la tipografía mexicana

50 años del libro mexicano. Antonio Acevedo Escobedo

Después del texto de José Julio Rodríguez sigue a continuación esta entretenida historia de la edición en México por el periodista, critico literario y académico Antonio Acevedo Escobedo, es curioso como la gran mayoría de la gente que colaboró en la escuela tuvo como primera formación la imprenta o los talleres de encuadernación lugares en donde se cultivaba el amor por las letras y en consecuencia por los bellos libros.

Nacido en Aguascalientes en 1909, Antonio Acevedo Escobedo se trasladó a la Ciudad de México donde inició su carrera literaria trabajando en el periódico La Antorcha, tuvo la oportunidad de conocer y trabajar con José Vasconcelos. Posteriormente colaboró con los periódicos El Nacional, Excélsior, y El Universal, así como con las revistas Arquitectura, Artes del Libro y Revista de Revistas.​ Fue director del Departamento de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes de 1959 a 1971. Fue nombrado miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua a la cual ingresó el 26 de septiembre de 1969. Como bibliófilo acumuló una colección de 15 000 ejemplares los cuales donó al Instituto de Cultura de Aguascalientes. Murió en la Ciudad de México el 4 de febrero de 1985.

De pluma fluida Antonio Acevedo fue un gran conocedor de la historia de la edición en México y por añadidura, un gran conocedor de la calidad material del libro, requisito indispensable para ejercer la bibliofilia, gracias al presente texto buscaré un par de titulos hermanos a «Encuadernaciones Artísticas Mexicanas» de Romero de Terreros como siempre con la intención de compartirlos en este blog.

Descargar PDF (30 Mb)

50 años del libro mexicano

Vandercook 100 / Paper

Esta semana y la anterior han sido de mucho movimiento en el taller pero a pesar de ello logramos recibir del cartero un par de libros a los que les tenía muchas ganas desde hace unos años, paso a contarles de ellos y a integrarlos como parte de la Biblioteca de las Artes del Libro.

El primer libro que quiero reseñarles es Vandercook 100 un libro que celebra los 100 años de la mas popular marca de roles de prueba en los Estados Unidos y en el mundo, hecho que festejaron haciendo la invitación a 100 talleres que poseen una de sus máquinas, el resultado en general es muy bello ya que se muestran los datos de la imprenta y una pequeña galería de imagenes que van desde su rol de pruebas hasta los trabajos en ella impresos.

Este libro es sobre todo una buena galería de trabajos y la oportunidad de mirar las variedades de estas prensas y como funcionan.

El otro libro del que les quiero hablar es «Paper» de Beata Thackeray este libro es otro buen intento de hacer práctica la enseñanza de la manufactura de papel, sin embargo se queda a medias explicaciones técnicas o muy superficiales en aras de abarcar mas temas, para no ser injusto con la obra y el autor es un buen libro para comenzar a investigar todos los procesos que implican hacer un papel y quizás se necesite de una obra mas seria para abordar algunos tópicos mas complejos de este oficio.

Sin mas los dejo por si es de su interés adquirirlos y quedan anexados en la Biblioteca de las Artes del Libro en préstamo exclusivo para los alumnos del taller.

The World Encyclopedia of Calligraphy

Yo empecé en la encuadernación por culpa de la caligrafía, y de tal modo me atrapó la encuadernación que dejé de practicarla, no así de adrmirarla. En estos últimos días que he estado organizando la Biblioteca de las Artes del Libro reviso la bibliografía que tengo sobre este tema y me entusiasmó mucho la idea de adquirir mas bibliografía entorno a la caligrafía y el papel artesanal.

El resultado de esta busqueda dió como resultado la adquisición de este magnifico libro: The World Encyclopedia of Calligraphy compilado y editado por Christopher Calderhead y Holly Cohen y como lo declara su subtitulo pretende ser el compendio mas reciente sobre el arte de la escritura bella Historia – Arte – Técnica el libro cumple cabalmente con su premisa y ha sido una grata sorpresa recorrer sus páginas pues es la reunión mas completa y concienzuda que he visto sobre las tradiciones caligráficas en Asia y Europa, cada uno de los temas está escrito por un especialista quienes revisan tradiciones como la romana, griega, cirilica, hebrea, árabe, índicas, tibetanas, chinas, japonesas, coreanas y armenias asi como sus respectivas variantes estilisticas.

Esta es una obra magnífica tanto para la persona que se inicia en la caligrafía como para el maestro que desea brindar a sus alumnos un panorama general de los gestos caligráficos y en el libro podrá encontrar mucha información del contexto de estás escrituras y aún mas, su relación con sus soportes escriptóreos y su encuadernación.

La estética del grabado en México Jose Julio Rodríguez

Grabado de Jose Julio Rodríguez
Rilke. Grabado en madera de pie por Jose Julio Rodríguez

Publicado en mayo de 2019 por el Museo de Arte e Historia de Guanajuato

«José Julio Rodríguez nace en San Miguel Allende, Guanajuato, el 20 de diciembre de 1912. Grabador, fotógrafo y escritor, se formó inicialmente en la Academia de Bellas Artes de Querétaro. Los grabados de José Julio Rodríguez se distinguen por su gran dominio de las formas, el dramático manejo del contraste entre luz y oscuridad y la firmeza de sus líneas; por otro lado, su obra literaria es poco conocida: destacan Donde la vida es sueño (1966), libro dedicado a sus memorias en Querétaro, y el ensayo “La estética del grabado” publicado en los Anales de la Escuela Nacional del Libro en 1965. Tanto su obra gráfica como literaria han merecido los elogios de destacados personajes, entre ellos el literato leonés Efrén Hernández (1904-1958), quien le dedicó un ensayo publicado en la revista América en 1948″.

Este pequeño ensayo de José Julio Rodríguez es el segundo que aparece en los Anales de la Escuela Nacional de Artes Gráficas publicado por la Escuela Nacional de Artes Gráficas en 1965. Mientras redactaba esta entrada pensé que era de lo mas sencillo encontrar algunas referencias externas que me hablaran de la vida y obra de este grabador mexicano, con unos grabados geniales como apunta el parrafo anterior, sin embargo no encontré mucha mas información que la del Museo de Arte e Historia de Guanajuato y un ensayo que está en este blog en la Revista Artes del Libro No. 1 y la tercera y última referencia de su obra que está en la Colección Blaisten.

Les dejo el documento para su descarga y ojalá sirva para construir una memoria de la labor del paso de muchos maestros por la ENAL/ENAG.

Descargar PDF

La estética del grabado en México (33 Mb)

Una escuela en mi recuerdo. Anales de la Escuela Nacional de Artes Gráficas

Este artículo que hoy les dejo para su descarga es el primero de una serie publicada en los Anales de la Escuela Nacional de Artes Gráficas y fue escrito por uno de lo pilares de la educación de las artes gráficas en México, Francisco Díaz de León Medina, quién nace en la ciudad de Aguascalientes el 24 de diciembre de 1897 y muere en la Ciudad de México el 29 de diciembre de 1975.

Dibujante, pintor, grabador, encuadernador, editor y académico mexicano Francisco Díaz de León cuenta entre sus numerosas aportaciones la fundación de la única escuela de artes de libro en México, única en México y primera en todo el continente americano.

Hijo de Ignacia Medina y Francisco Díaz de León, quien también era tipógrafo y contaba con un taller de encuadernación en el barrio de Triana. Estudió en su infancia en la Academia de Dibujo de José Inés Tovilla, al terminar sus estudios primarios trabajó en los talleres del Ferrocarril Central Mexicano en donde presentó su primera exposición junto con Gabriel Fernández Ledesma. En 1917, el gobierno del estado le otorgó a ambos una beca para estudiar en la Escuela Nacional de Bellas Artes de México en ella fué alumno de Saturnino Herrán de quien aprendió las técnicas de óleo, carbón y pastel y se especializó en técnicas de grabado.​ Fue también alumno de la Escuela de Pintura al Aire Libre de Chimalistac y realizó estudios de idiomas en la Escuela Nacional de Altos Estudios.

Comprometido con la enseñanza imparte clases de grabado de 1920 a 1925 en la Academia de San Carlos, fue director de la Escuela de Pintura al Aire Libre de Tlalpan de 1925 a 1932 y junto con Carlos Alvarado Lang creó el Taller de Grabado con especialidad en técnicas de grabado en metal y madera. Fundó y dirigió de 1938 a 1956 la Escuela Nacional de Artes del Libro (ENAL) que más tarde se llamó Escuela Nacional de Artes Gráficas (ENAG).

Para mi este texto refleja con fuerza el pensamiento y el compromiso que muchos artistas tenían con la sociedad y con su formación, reflejan el entusiasmo de una época post-revolucionaria que insistía en el poder de la educación para mejorar el entorno, al mismo tiempo también refleja penosamente el desinterés que los politicos mexicanos tienen en la cultura y lo perseverantes que han sido durante décadas para frenar, obtaculizar o degollar cualquier proyecto cultural que se les ponga enfrente.

Sirvan estas letras de sencillo homenaje a un personaje que hizo todo por enseñarle a la gente común a embellecer un libro, ojalá que con el resurgimiento de estas artes, aún cuando en general no se tenga el mismo espíritu, le estemos haciendo alguna justicia a todos los que formaron parte del proyecto de la Escuela Nacional de Artes del Libro.

Una escuela en mi recuerdo. Descargar PDF (30 Mb)

Nuevos títulos para aumentar la «Librido»

La última vez que escribí para ustedes tenía pendientes algunas recomendaciones bibliográficas, hoy les doy curso y hago la recomendación del primer libro, que no manual, que versa sobre encuadernación se trata de «Bookbinding. A comprehensive guide to folding, sewing and binding» de Franziska Morlok y Miriam Waszelewski esta obra es de esas que se convierten en libros de cabecera y es que es la mejor sintesis visual que haya visto jamás de la mayoría de los estilos de encuadernación industriales.

Si trata de encontrar en este libro alguna técnica artesanal va a perder su tiempo, pero si busca los modos en que la publicación masiva se las apaña para unir un montón de hojas está en el libro correcto. La primera parte del libro nos presenta soberbios esquemas desde la apariencia de los lomos a la apariencia de los frentes de un libro, de la vista anatómica de un paperback al «cut away» de una encuadernación con tapa dura.

Este libro por méritos propios está destinado a quedarse entre los mejores recursos que puede disponer un diseñador editorial y le auguro debido a su éxito que las autoras ya estén trabajando en una guía igual de buena para la encuadernación artesanal. Habrá que verlo.

Si están interesados en la imprenta de tipos móviles otro de esos títulos que derriten la tinta es «Hatch Show Print. The history of a great american poster shop» realizado por Jim Sherraden, Elek Horvath y Paul Kingsbury un libro al que solo un tonto podría echarle una hojeada ya que tiene de todo; un tanto de la historia de la imprenta y un tanto mas del material visual que en 141 años de fundada la imprenta ha acumulado.

Otro libro que no por pequeño es menos significativo y que no tenía el placer de conocer es «Pictorial Bookbindings» de la maestra, ella si muy conocida y admirada por mi, Miriam Foot, autora por cierto en los ultimos años de un par de reseñas que versan sobre encuadernaciones de punto largo y mas recientemente sobre la encuadernación copta tardía, ambos estudios publicados en las recopilaciones de Suave Mechanicals.

Esta obra tengo que decir que fuí engañado por su portada pues pensé de inmediato que trataba exclusivamente sobre encuadernaciones bordadas o lo di por hecho gracias a los libros que la biblioteca británica le ha dedicado a estos estilos, como quiera que sea el libro llegó y para mi deleite de ojo fotográfico me di cuenta que el libro es una colección de encuadernaciones antiguas cuyo nivel de representación icónica es mas alto que el común. Por tanto en sus páginas podrán ver desde encuadernaciones en cuero totalmente modeladas a mano, pasando por las exquisitas representaciones en papel maché de la encuadernación islámica y los soberbios ejemplos de encuadernaciones bordadas.

Por el momento es todo en esta reseña les prometo volver pronto con más, lo que si les puedo comentar es que ya está una primera catalogación de una parte del material que conformará la Biblioteca de Artes del Libro que dará servicio en las instalaciones de El Ombligo del Libro, aqui les dejo el link y les envío como siempre un cordial saludo.

Library Thing

Endbands from east to west. De la segunda a la tercera edición de un clásico.

Tenía muchas ganas de reseñar esta nueva edición del viejo «Headbands. How to work them» de Jane Greenfield y Jenny Hille y hasta ahora que un alumno me lo vendió tengo la oportunidad de hacer una comparativa de ambas ediciones. Puedo decir que, como siempre, esperaba mucho mas en esta tercera edición pero los cambios no son solamente cosméticos en este nuevo libro y acontinuación los detallo para ustedes.

Lo primero que cambió en esta edición es el título ya que podrán observar que se utiliza el término Endband y se reemplaza a Headband lo que ya tenía muchos años en discusión como un término mas apropiado dentro de la encuadernación «Cabezadas. De este a oeste» titulo que siempre le queda un poco grande a esta obra (su servidor siempre preferirá el libro Tranchefiles Brodées de la BNF) pero de cualquier modo hay que celebrar que siga publicandose mas aún, en tiempos en que las casas editoriales que tratan sobre la materialidad del libro están en crisis.

Una cabezada armenia sobre una encuadernación de aparato es la imagen de la nueva portada, rescata además el icónico dibujo de Greenfield del arranque de una cabezada greco-bizantina.

En esta su tercera edición cuenta con el prólogo del maestro Giorgos Boudalis que narra la experiencia que este libro le dió para desarrollar su trabajo de conservación y la importancia de que esta obra siga siendo un referente en las primeras incursiones de aprendizaje del bordado de cabezadas.

Una de las cosas que salta a la vista es el orden de los contenidos en la que se propone una ordenación histórica: cabezada copta, etíope, islámica, griega, armenia y sucesivamente las cabezadas mas importantes de la Europa medieval y renacentista.

Y lo que los profesores y entusiastas del bordado de cabezadas agradeceremos es la revisión y corrección de los esquemas para el bordado de la cabezada armenia que eran un tanto confusos, este capítulo ha mejorado sensiblemente con nuevos dibujos y creo que ahora es posible que cualquier persona medianamente entendida lo pueda bordar.

Los invito también a consultar la oferta educativa del próximo año en El Ombligo del Libro donde además del tradicional programa de talleres de encuadernación se ha incorporado la imprenta tipográfica aqui pueden ver algunos de los programas:

Programa Anual de Talleres 2020

Taller de Encuadernación Básica

Encuadernación Springback. Estilo Inglés

Letterpress para tarjetas de presentación

Gutenberg hubiera impreso un libro de chistes: la importancia de tener disposición para imprimir en mixteco.

Por Verónica Aguilar:

Como parte de su Jam Tipográfico, Rodrigo Ortega quiso hacer un cartel en mixteco. Le gustan los retos.  Imprimir en una lengua minorizada implica problemas muy distintos a los que uno enfrenta al trabajar con idiomas mayoritarios, como el español o el inglés, pero esto es precisamente lo que llamaba su atención: me pidió un texto donde hubiera un saltillo, una letra que nunca estaría en las fuentes que suele utilizar.

Impresor de esos que saben salir del paso con trucos de todo tipo, acostumbrado incluso a hacer sus propias herramientas de trabajo, supo desde el principio que él mismo debería tallar cada saltillo utilizado en el cartel, porque esta impresión —en El Ombligo del Libro, su taller— se hace con tipos móviles, generalmente de madera, en una técnica que cede cada vez más terreno a lo digital.

El texto que propuse proviene de la tradición oral del pueblo mixteco y tiene un significado muy especial para mi comunidad, Abasolo del Valle, pues se ha utilizado para hablar de su fundación: “Kòò ntuu ra kòò tsìkua, kòò sàvi ra kòò Ntyìka Ntyií, tya kòò sòko, kuaꞌan ta kuáꞌán” (“No hay día y no hay noche, no hay lluvia y no hay Sol, y no hay hambre: nada nos detiene”).

El primer reto para imprimir el texto fue elegir la fuente: Rodrigo pensaba plasmarlo con una de sus cursivas favoritas, pero se encontró con que necesitaba más letras k y muchos más acentos de los disponibles. Más aún, la impresión requeriría un acento inexistente en dicha fuente: el grave para representar el tono grave del mixteco (esta lengua también usa el acento agudo —que en español indica la sílaba tónica— para representar un tono alto). Como esto implicaba también tallar todos los acentos faltantes, le propusimos buscar otro texto, con menos tildes. «¡Nambre! Si eso hubiera pensado Gutenberg, hubiera terminado con un libro de chistes». Y empezó a acomodar las letras y a cortar las maderitas.

Acometió la tarea con la pasión que lo caracteriza e incluso se interesó por saber qué representa el saltillo, “porque voy a hacer un signo y no sé cómo se usa, ¿pus qué pasó, camión, no te sabes tu ruta?”. Entonces le conté que el saltillo es una letra, más específicamente una consonante, como la b o la h, que representa un sonido inexistente en español pero compartido entre varias lenguas originarias, y que definitivamente no es un apóstrofo. Le di ejemplos de saltillos provenientes de fuentes digitales e incluso escribí algunas palabras a mano para que él pudiera tallar esos tres saltillos en madera de maple de pie (en contra de la veta, para mayor resistencia).

Para alegría de los que queremos alejar del apóstrofo a esta consonante tan nuestra, los tipos tallados por Rodrigo tienen un saltillo grande y notorio, en armonía con la fuente que sí tuvo suficientes k y (me atrevo a decirlo, sin ser diseñadora) incluso con personalidad propia, al tener una especie de serifa en la parte superior.

Nuestro impresor estuvo abierto a opiniones durante todo el proceso. Por ejemplo, cedió cuando le pedí que la frase se imprimiera sin traducción, porque uno de los reclamos de los hablantes de lenguas indígenas es la escasez de impresiones monolingües: “¿por qué depender tanto del español?, ¿por qué debemos traducir todo?”. Sin embargo, me tocó ceder a mí cuando él propuso añadir al cartel la invitación “aprende mixteco” (y no “aprende tuꞌun savi”), pues estaba pensado para un público amplio. El producto de esas discusiones y también protagonista del evento en El Ombligo del Libro fue este cartel. Está impreso a dos tintas para darle profundidad y está compuesto por un texto principal en mixteco, una frase en español, el nombre de la comunidad en español y el nombre traducido de la imprenta.

Este trabajo es un ejemplo de lo esencial que resulta la disposición de los involucrados para enfrentar los problemas técnicos y entregar un producto estéticamente agradable sin importar el idioma. Si hay disposición, podemos tener impresiones artísticas, educativas, informativas o científicas hechas con la misma elegancia y buena composición que las lenguas con mayor tradición escrita. Este pequeño trabajo artístico provocó alegría entre los paisanos mixtecos, mientras que algunos hablantes de otras lenguas originarias expresaron su deseo de también imprimir productos similares. Quedamos agradecidos con Rodrigo por su disposición al enfrentar los retos técnicos y por su generosidad al convertir nuestra lengua en protagonista del evento.

****

El Jam Tipográfico fue un evento multi-taller de impresión con tipos móviles, convocado por Rodrigo Ortega para el día 30 de junio de 2019. Con el espacio virtual como sede, participaron alrededor de 12 imprentas de varias ciudades (Ciudad de México, Puebla, Xalapa, Guadalajara, Morelia), imprimiendo al mismo tiempo desde sus talleres y compartiendo sus trabajos bajo el hashtag #jamtipografico.

En El Ombligo del Libro se reunieron alrededor de treinta personas a lo largo del día (desde las once de la mañana hasta las siete de la noche), quienes participaron imprimiendo una invitación del evento con su nombre, decidiendo sobre el diseño del cartel, entintando los rodillos y, finalmente, probándose en el manejo de la imprenta para darle la segunda tinta.