Otros consejos libridinosos

También en lo que se refiere a la imprenta de tipos móviles ha habido algunas novedades que ahora forman parte de la biblioteca del taller, en este tema los Estados Unidos llevan como casi siempre la delantera, su industria editorial fue por mucho la más desarrollada tecnológicamente hablando y no hubo un solo ámbito de los requerimientos de una imprenta que no fuera cubierto por sus catálogos.

El primero de estos libros es Letterpress Now: A DIY Guide to New & Old Printing Methods de Jessica C. White un excelente manual agradable a la vista por su diseño e impresión. El libro comienza con una descripción muy breve pero muy útil de todos los enseres de imprenta, describe los tipos de prensa tipográfica asi como su preparación, ajuste, resolución de problemas y mantenimiento básico. En sus siguientes tres capítulos muestra de forma muy completa y amena algunos de los formatos clásicos de la imprenta: tarjetas de presentación, postales, ex-libris y de ahi a formatos mas complejos como calendarios, carteles llevando siempre de la mano al lector por distintas posibilidades creativas de la tipografía clásica.

Lo siguiente no es un precisamente un libro pero si hubiera sido impreso estaría en la categoría de la Fotonovela y les doy mi parecer Pressing On es un documental muy atractivo visualmente en el que se cuidaron de forma precisa y muy limpia todos los detalles de producción, esto para dejar muy en claro como trabajan en sus talleres un selecto grupo de impresores allá en Estados Unidos, la historia parece llevarnos a un recorrido por la historia de la industria de las artes gráficas en EU (lo que se me antojaba mucho desde que conocí el proyecto) pero de repente nos deja tirados a media historia, ebrios de linotipos, sistemas Ludlow e interminables filas de chibaletes y nos lo cambia por la trivial mudanza de una prensa Chandler, de un sótano estrepitóso al taller de sus nuevos dueños, una parejita encantadora de tórtolos que han hecho de la imprenta el corolario de su amor.

La escena mas rescatable a mi parecer es la crónica de un aficionado a la imprenta, Joseph Vella, que por décadas acumuló una enorme cantidad de material tipográfico, su narración es tan lenta y a ratos tan entretenidamente confusa que solo las pilas de material y enseres que abarrotaban las paredes se le pueden comparar.

No es un mal documental Pressing On es solo que tiene mucha de la idiosincracia del norteamericano promedio, la misma narrativa hubiera sido mas provocadora si por ejemplo hubiera tenido como contrapeso el trabajo de un Amos Paul Kennedy Jr. pero no fue el caso.

Les agradezco su visita y nos vemos en el próximo post.