Estoy contento porque las cosas cuando se dan lo hacen solas ¿recuedan que les hablé de este libro hace un par de posts? bueno pues mi amiga Ana que vive en España y que se dedica a la edición me avisó que iba a viajar a México y que coincidía su viaje con el taller que daré en Oaxaca proximamente.

Para no hacerles larga la historia me preguntó si ocupaba algo de allá y lo que tenía mas fresco en la mente era este libro, dado que ya tenía algunos años de haber sido publicado no pensé que Ana lo pudiera encontrar pero ahi me equivoqué porque como ella menciona salió su parte de librera y en cuestión de horas dió con un excelente ejemplar.

Pasaron los días y voló a México y luego de algunos mensajes me avisa que puedo pasar por el libro a un hotel del centro histórico cosa que hice apenas se hizo de mañana del 3 de enero, di mis datos en la recepción y me entregaron el paquete, salí del hotel y en cuanto tuve oportunidad mire su contenido, ahi estaba el libro de Uzanne lo que me hizo recordar las palabras de Ana «Por cierto es una belleza de libro, me dan ganas de quedármelo» y es cierto a mi primera vista causa muy buena impresión ya que el papel es de una calidez y tacto increíble asi como el trabajo de edición y de diseño que respetó en todo momento la forma del original.

Le estoy muy agradecido a Ana porque sin ella no hubiera sido posible tener este libro y sin mas lo pongo a disposición en la Biblioteca de las Artes del Libro yo trataré de leerlo lo mas pronto para hacerme una idea de lo que Uzanne concebía del quehacer ligatorio.

Interior de «La encuadernación moderna, artística y caprichosa» de Octave Uzanne