Cabezada rosarigasina y armenio-chilanga

altrapost-(4)
Cabezada rosarigasina a dos colores. Vista del lomo. Alberto Chiaramonte
altrapost-(3)
Cabezada rosarigasina a dos colores. Vista del frente. Alberto Chiaramonte
altrapost-(2)
Cabezada armenio-chilanga a tres colores. Rodrigo Ortega

Dicen que la ociosidad es la madre de todos los vicios, y en lo que toca al tema del bordado de cabezadas no hay mejor forma de progresar que tener un rato de ocio para develar algunos de sus misterios.

La primera cabezada la ejecutó Alberto Chiaramonte, mejor conocido como el Comandante Chiara, ilustre rosarino e infatigable investigador del tema. Su idea de elaborarla partió de un fragmento del libro La Encuadernación: Técnica y Proceso de Sün Evrard y Anne Persuy en el que se describe una cabezada en la que el alma superior puede tener un color distinto de la inferior pero sin aportar sin mas, ninguna guía o esquema.
¡No ganamos pero como nos divertimos! ¿No es hermosa? Es sin duda una cabezada de elegancia para el uso de la dama y el caballero bibliófilo.

La segunda cabezada esta hecha por un servidor a partir del modelo armenio descrito en el libro Tranchefiles Brodées de la BNF de aqui que este prototipo se llame armenio-chilango haciendo abuso del gentilicio de los naturales de la ciudad de México.

Y siempre hay algo raro con todos los esquemas para bordar cabezadas… parecen estar pensados para que la gente no aprenda a bordarlas… ¿Porque esto me recuerda siempre los primeros talleres que cursé?. Por la misma razón bordé una vez mas la cabezada armenia, logrando forrar por completo el alma secundaria (detalle color marrón).

Por cosas como estas vale la pena seguir en este mundo de mandones y mandados… y a propósito del rosarigasino… investigasiguen en que consigasiste este jeringogasoso… nos vegasimos en el proxigasimo artigasículo.

Una entrevista imaginaria con Johaness Gutenberg

gutenberg

La entrevista se desarrolla en la ciudad de Maguncia, en una vieja imprenta que aún conserva entre ruinas, un viejo rol de pruebas, una prensa litográfica hecha de madera y varias charolas amontonadas con tipos móviles en desuso, hace un par de días que un linotipo fue sacado incólume del taller para ser vendido como materia prima de algún alto horno por falta de un artesano que le diera vida. Solo queda, como prueba de su uso, el crisol donde se fundía el plomo el cual he usado para sentarme, y la platina de un viejo tórculo en la que he apoyado una computadora para redactar esta entrevista.

El maestro Johaness Gutemberg llega visiblemente sobresaltado sacudiéndose el polvo de su abrigo a media pierna; bajar del pedestal y cruzar por vez primera la glorieta que lleva su nombre han hecho que se olvide del incunable que su escultor pacientemente talló entre su pecho, e impaciente por recorrer su ciudad natal, solo confía en que el viejo librero que esta frente a su monumento no acuda, como todos los días, a esperar el momento en que caiga de sus manos a consecuencia del cansancio.

Continuar leyendo «Una entrevista imaginaria con Johaness Gutenberg»

Crónica a una fallida entrevista con San Bartolomé / Patrón de los Encuadernadores

bartolome

Habiendo agotado todas las instancias disponibles para entrevistar a San Bartolomé, patrón de los encuadernadores, tuve la idea de buscarlo en un antiguo Martirologio Romano puesto a la venta en una Librería de Viejo llamada «Los Hermanos de la Hoja» en la calle de Donceles en la Ciudad de México. Ahí, en un rincón estratégico se encuentran varios estantes con pequeños libros para el oficio de la liturgia, devocionarios, vidas de santos y bellísimos ejemplares de la «Imitación de Cristo».

Continuar leyendo «Crónica a una fallida entrevista con San Bartolomé / Patrón de los Encuadernadores»