Il restauro dei documenti di archivio.

Ayer buscaba alguna información novedosa en italiano dentro del mundo de la encuadernación y me encontré con este interesante documento que mas que hablar especificamente sobre restauración de documentos es un glosario muy útil de conceptos que suelen confundirse a menudo o que no se usan correctamente.

Lo subo al servidor de este blog para que puedan descargarlo en cualquier momento, espero sea de su agrado:

Descargar PDF (3.3 Mb):

Il restauro dei documenti di archivio

Hugo Peller. Maestro encuadernador

Hugo Peller en la Universidad de Texas en Austin. Junio de 1987

Hugo Peller nació en 1917 en Solothurn, Suiza, fue hijo de un maestro encuadernador. La mayor parte de su vida, excepto los años de guerra, la dedicó a aprender, practicar y enseñar encuadernación. Realizó su aprendizaje como encuadernador de 1934 a 1938, seguido de un año de estudios en Estrasburgo, Francia. Durante 1945 y 1946 estudió en la École Estienne de París.

Fue profesor en la Gewerbeschule (escuela de oficios) en Solothurn de 1946 a 1967 y miembro fundador y director de la escuela de encuadernación artística, Centro del Bel Libro, en Ascona, Suiza de 1978 a 1983. En 1955 fue elegido como miembro de los «Maestros en el arte de la encuadernación» (MDE) y se desempeñó como su vicepresidente de 1961 a 1966. Hugo Peller ganó muchos premios, sus libros han sido exhibidos internacionalmente y se encuentran en muchas colecciones privadas.

De derecha a izquierda: Hugo Peller, Don Etherington, Jane Boyd, and Decherd Turner, director del Harry Ransom Center de la Universidad de Texas.

Durante varios años, Hugo Peller y su familia pasaban dos semanas, en febrero, con amigos en Wehmais, Finlandia donde realizó simposios entre 1987 y 1989. Allí también desarrolló un contenedor para libros que él llama la «Caja Wehmais», un estuche en el que la tapa tiene un abertura en el medio que se pliega y desplaza el libro. En 1990, se publicó el libro Der Buchbinder Hugo Peller en Berna, Suiza. El maestro falleció en el año 2003.

Caja Wehmais hecha en el taller El Ombligo del Libro.

El guardián de los códices del Sinaí

El padre Justin con uno de los manuscritos conservados en la biblioteca del monasterio de Santa Catalina (Egipto).

A la sombra del monte egipcio, la biblioteca del remoto monasterio de Santa Catalina, una de las más antiguas del mundo, abre sus puertas para mostrar su ambicioso proyecto de preservación de documentos.

El padre Justin se muestra como un hombre retraído, introspectivo y sereno. Pero este monje espigado, de larga barba blanca y ropas polvorientas del monasterio de Santa Catalina, uno de los conventos cristianos en activo más antiguos del mundo, no puede evitar sonreír cuando habla de los tesoros que protege en su biblioteca.

Enclavado en un cañón a la sombra del monte Sinaí, en el sur de la península homónima de Egipto, el remoto monasterio, con una veintena de capillas, fue levantado en el año 565 por el emperador Justiniano para proteger un templo levantado dos siglos antes cerca de donde se cree que Moisés habría recibido los diez mandamientos. Desde entonces, jamás ha sido abandonado.

El monasterio de Santa Catalina (Egipto), a la sombra del monte Sinaí.

En el pasado, los preciados manuscritos del monasterio se guardaban en tres lugares: las copias de los evangelios y de los libros que se necesitaban para el culto a menudo dormían en un depósito de su pequeña pero opulenta iglesia; las obras que los monjes podían tomar prestadas para leer, en un recinto central; y los códices más antiguos, en una torre al norte del convento. “En 1734, un obispo con un gran interés por la biblioteca reservó una serie de salas en la parte central del monasterio y pidió que todos los manuscritos se recopilaran allí. Podemos situar el origen moderno de la biblioteca en aquel momento”, explica el padre Justin, que se da un aire a Albus Dumbledore, el anciano mago de Harry Potter.

El padre Justin es el único monje, de los 25 que viven en el convento, que se encarga de custodiar su biblioteca, hoy una de las más antiguas del mundo en servicio ininterrumpido. En su interior, descansan nada menos que 3.306 manuscritos en 11 idiomas, 12.000 libros antiguos — 8.000 en griego y 1.000 en latín—, y 10.000 volúmenes impresos.

“No creo que nunca haya vivido aquí una gran comunidad. ¿Cómo es que se ha reunido entonces una biblioteca con miles de manuscritos? Bien, en parte es porque [el monasterio] nunca ha sido destruido, así que se trata de una lenta acumulación a lo largo de los siglos. Pero también se debe a que el Sinaí ha sido el destino de peregrinos llegados de todo el mundo, que algunas veces se quedaban aquí y producían manuscritos”, explica el monje.

Manuscritos conservados en horizontal en la biblioteca del monasterio.
Cajas de acero inoxidable, cada una de las cuales vale cerca de 850 euros, protegen las obras más valiosas de la biblioteca.

En parte, este paulatino proceso de acumulación ha sido posible gracias al clima desértico de la zona, propicio para la conservación, pero sobre todo se debe al aislamiento del convento. “Incluso en 1890 se necesitaba una caravana desde Suez, la ciudad más cercana, con camellos, suministros, porteadores y guías, y diez días a través del desierto, para llegar al monasterio”, apunta el padre Justin. “Este aislamiento terminó en los años sesenta y setenta, cuando se construyó una carretera y mucha gente empezó a venir a diario, lo que plantea al monasterio retos que no existían antes”, añade el religioso. A pesar de la infraestructura que conecta hoy el lugar con el resto de Egipto, alcanzarlo aún requiere de un tortuoso viaje de al menos seis horas y algunos controles policialesdesde El Cairo. Solo un cansado autobús público diario lo conecta con un pueblo próximo.

Entre 2009 y 2017 se renovó la biblioteca, que hoy se encuentra en la planta superior del ala sur del convento. La obra introdujo dos cambios principales. En primer lugar los manuscritos se colocaron en el nivel inferior de la sala y los libros de imprenta en una galería elevada. En segundo lugar se ideó un plan para conservar en cajas protectoras especiales las obras más preciadas.

Las cajas metálicas contienen otra, de cartón, hecha a la medida del manuscrito.

“En aquel momento nos preguntamos qué valía la pena guardar en una caja y establecimos varias categorías: si el manuscrito tiene encuadernación bizantina, si supera una cierta edad, si tiene iluminaciones o si es significativo de cualquier otra forma lo guardaríamos en caja”, recuerda el padre Justin. “Para cuando aplicamos las categorías, de los 3.300 manuscritos decidimos guardar 2.000”, recuerda riendo. “Ninguna biblioteca tiene dos tercios de su colección en cajas. Pero esta se lo merece porque aquí son muy antiguos y relevantes”. EL PAÍS es el primer medio que informa sobre este proyecto de conservación.

Para seleccionar esas 2.000 obras, la biblioteca se basó en una exhaustiva documentación de sus manuscritos realizada entre 2001 y 2006 por un equipo liderado por un reputado experto en conservación de libros, Nicholas Pickwoad. Luego, se pensó qué tipo de cajas sería el más adecuado. Tras descartar el cartón de archivo y la tela que usan la mayoría de las bibliotecas, así como la madera, ya que no son materiales adecuados para el clima local, se optó por fabricarlas de acero inoxidable. Todas las cajas, de estética similar a las de seguridad de los bancos, están hechas a medida para cada manuscrito, que queda protegido en su interior por un segundo envoltorio de cartón, y cuestan de media 850 euros cada una. Por último, un experto en conservación de patrimonio, Thanasis Velios, desarrolló un programa informático para determinar la configuración más eficiente al colocar las cajas.

Galería superior, donde se conservan los libros impresos.

“La mayoría de las bibliotecas están muy llenas y no podrían poner 2.000 manuscritos en horizontal”, explica el padre Justin, que también destaca que en su caso la mayo amenaza para la conservación de los libros no es la humedad, a diferencia de lo que suele ocurrir en las bibliotecas de las grandes ciudades europeas. “Algunas condiciones de aquí no se pueden reproducir”, reconoce, “pero quizás podamos servir de precedente para que otras bibliotecas implementen algo similar”.

Las primeras 200 cajas llegaron al monasterio el pasado 25 de junio y otras 200 deberían hacerlo a finales de este mes de noviembre. De momento, el proyecto, que se desarrollará durante varios años, se ha asegurado fondos para “varios cientos” de cajas. Lo financia la Fundación Santa Catalina, con sede en Londres y organizaciones asociadas en Nueva York y Ginebra.

Hacia 1997 el Padre Justin ya comenzó a tomar imágenes digitales de los manuscritos por su cuenta a fin de documentarlos, pero fue entre 2012 y 2017 cuando gracias a otro proyecto de conservación fue posible fotografiar 78 en alta resolución. En 2018 el convento recibió nuevos fondos de la fundación estadounidense Ahmanson y del fondo británico Arcadia para hacer lo propio con los manuscritos en árabe y siríaco, trabajo que debería completarse en 2021. El monje avanza que unos mil manuscritos podrán ser así accesibles a través de internet y calcula que es “realista” pensar que serían necesarios tan solo otros siete años más para extender el proceso al resto de la biblioteca.

“Mucha gente dice que la del Sinaí es la segunda biblioteca [más importante del mundo] tras los archivos del Vaticano. Eso es verdad para los manuscritos griegos, ya que solo el Vaticano tiene más”, afirma el padre Justin. “Pero para encuadernaciones antiguas intactas y manuscritos antiguos siríacos y árabes cristianos, puede que el de Sinaí sea el más importante”.

Uno de los códices de la biblioteca.

Los palimpsestos, una joya oculta

Entre las reliquias que conserva la biblioteca hay libros para el culto, homilías y textos de medicina antigua. Pero una de las joyas de la colección –y una de las favoritas del padre Justin– es el Codex Sinaiticus Syriacus. Esta obra contiene el texto casi completo de los antiguos evangelios siríacos y data de finales del siglo IV o principios del V, aunque permaneció escondido durante siglos cubierto por el texto de otra obra llamada Vidas de mujeres santas, escrito posiblemente en el año 697. Según el monje, este texto es el mejor testigo, y uno de los únicos tres en el mundo, de cómo era el texto de los evangelios en el siglo II.

El primer intento de recuperar el texto, también conocido como Palimpsesto sinaítico por tratarse de un manuscrito cuyo texto original se borró para sobreescribirlo, lo llevaron a cabo dos reputadas académicas inglesas, las gemelas Agnes y Margaret Smith, en los años noventa del siglo XIX. Pero hasta el Proyecto de Palimpsestos que desarrolló la biblioteca entre 2012 y 2017 el anterior códice no se pudo recuperar completo usando una imagen multiespectral. El mismo proyecto reveló que otros 160 manuscritos de la biblioteca son en realidad palimpsestos y recuperó 300 textos aún más antiguos que los que se tenían.

“Tenemos palimpsestos de la zona del Cáucaso, de Etiopía y uno con una escritura que solo se utilizaba en Inglaterra entre los años 600 y 850. Estos eran los tres extremos de la cristiandad”, cuenta el monje. “Eso muestra no solo la importancia del texto sino también que el Sinaí era por aquel entonces el destino de gente de allí. Los peregrinos tenían que superar tremendas dificultades para viajar vastas distancias y llegar al monasterio, y los manuscritos que permanecen aquí son un testimonio de aquella peregrinación”, explica.

The Codex and Crafts in Late Antiquity. Giorgo Boudalis

Un libro que había olvidado reseñar de los varios que han llegado al taller es este del maestro Giorgos Boudalis, jefe del laboratorio de conservación del libro y el papel en el Museo de Cultura Bizantina en la ciudad de Tesalónica, Grecia.

El primer acierto de esta obra es que no pretende ser estrictamente una historia de la encuadernación, es decir una descripción histórica de los pueblos cuyas fuentes documentales desarrollaron el códice al inicio de nuestra era, un hilo conductor mas simple, la difusión del cristianismo y en su momento el Islam, religiones que sirvieron de motor para la difusión de sus ideas y en consecuencia del desarrollo de las mejoras estructurales y estéticas del nuevo instrumento.

Otro argumento subyace en el libro y es lo que lo hace mas interesante ¿Que técnicas artesanales sirvieron para que llegado el momento se reunieran en la invención del códice encuadernado? ¿Que objetos son por su filiación artesanal los mas parecidos al códice? Mucha tinta se ha gastado en explicar que el códice es el resultado de la geometría bilateral de las tablillas de cera y que su transformación en códice era resultado natural del cambio de soporte de escritura, o bien si se le quiere ver asi la resolución de un problema de mecánica si consideramos la rigidez y la flexibilidad de los soportes escriptóreos como los conceptos base a resolver en la solución de los problemas estructurales que resolvieron los artesanos del libro.

La investigación de Boudalis pasa por los siguientes temas:

Parte I: Los precursores del códice multisección.

  1. Las tablillas de madera
  2. El códice monosección

Parte II. El códice multisección:

  1. El códice multisección: Introducción
  2. La costura de los cuadernillos
  3. Las tapas y su enlace
  4. El endose
  5. Las cabezadas
  6. La cubierta y su decoración
  7. Los broches
  8. Los marcatextos

En cada uno de estos capitulos Boudalis compara sus características con las de otros objetos de la misma región y de la misma época, por lo que podrán ver comparada una costura de cadeneta empleada en un códice copto, con el tejido de un calcetín copto; una cabezada islámica con el patrón decorativo de una túnica egipcia; o bien la labor de cuero que se hizo al calzado copto, y otro objetos como cinturones y bolsas en comparación con las carteras de cuero de los libros de Hamouli.

A mi me dió mucho gusto conocer esta investigación porque quienes leen este blog recordarán un par de post en el que me atrevía a sugerir el parentesco entre el calzado copto y la labor de cuero de sus libros, los encuadernadores tenemos alma de zapateros o de talabarteros.

Boudalis ha ido mas lejos y en esta compartiva nos permite entrever una vez mas que los materiales y las técnicas propias que cada pueblo empleó en la manufactura de sus libros constituye por si sola una fuente de información invaluable para comprender su historia.

Los invito a adquirirlo o si quieren darle una ojeada pueden pasar al Ombligo del Libro.

Cinturón copto
Fragmento de encuadernación copta de la Pierpont Morgan Library (MS M.670 bis)


Atlas arqueológico de la literatura copta

Cuando empieza a uno a tomarse en serio estudiar la encuadernación copta es lógico que las fuentes de información de las que uno dispone y el mapa mental que éstas generan, tengan mas parecido a cualquiera de los miles de fragmentos de papiro es decir, unos fragmentos son los estudios de B. Regemorter, otros los de Janos A. Szirmai y varias decenas de fragmentos mas de muchos autores que, a veces de forma indirecta, son responsables de arrojar alguna luz sobre la producción libresca y la técnica ligatoria copta.

Del modo de ver los fragmentos de una realidad es como podríamos dar con algunas constantes de antiguas realidades y este proyecto propone un atlas arqueológico de la literatura copta, en ella se pueden ubicar geograficamente las manifestaciones de la cultura y literatura copta. Su desarrolladora Paola Buzi manifiesta que es «combinando filología, codicología, paleografía, arqueología y humanidades digitales» como convertirá este proyecto en un recurso invaluable para la investigación de este tema.

Reunir estas disciplinas de estudio en este proyecto, fragmentos teóricos al fin y al cabo, parece ser de mucho provecho porque aunque de reciente creación se puede trabajar con un fichero integral que provée una serie de datos que, de forma paulatina habrán de contener la totalidad de su «geografía» . Como quizás nunca lo había visto esta ficha incluye los datos codicológicos de cada manuscrito del que esté constituido el hallazgo, ficha que a su vez nos provee de los datos mas actuales que se tienen hasta el momento.

Algo mas que me llamó la atención y que me da mucha confianza en su crecimiento es justo de lo que no trata de investigar este proyecto:

  • Manuscritos Copto-Arabes. Manuscritos coptos desarrollados después de la expansión del Islam.
  • Manuscritos litúrgicos (excepto los ya incluidos en el Corpus dei Manoscritti Copti Letterari CMCL principalmente del Monasterio Blanco.)
  • Manuscritos no literarios de contenido mágico o astrológico.

Lo anterior lo menciono porque acotar el universo de la cultura escrita copta permitirá que la investigación sea mas concisa y por tanto, se pueda completar en menos tiempo, permitiendo generar en algún momento un atlas de la materialidad del manuscrito copto, o al menos eso es lo que un servidor quisiera hacer con esos datos.

Link:

An Archaeological Atlas of Coptic Literature

Red Latinoamericana de Cultura Gráfica

Fruto de una rica interlocución construida a lo largo de los últimos años, la idea de consolidar una red en torno a la cultura gráfica fue alimentada por una confirmación doble y tal vez incluso contradictoria. Si, por medio de viajes, publicaciones y contactos con colegas de diferentes instituciones latinoamericanas observamos, por un lado, la fortuna de contar con una abundante producción académica en torno al tema, identificamos, por otro, una gran discontinuidad en la divulgación en el espacio latinoamericano. Tal discontinuidad muchas veces termina silenciando voces, construyendo ausencias y minimizando intercambios fundamentales para la propia consolidación y preservación de nuestro patrimonio gráfico y bibliográfico, de por sí históricamente muy descuidado.

De esta forma, la Red Latinoamericana de Cultura Gráfica –RED-CG– es una iniciativa que busca fortalecer el contacto entre instituciones y profesionales que se dedican al amplio espectro de temas, discursos y acciones constituido en torno a los estudios y a las prácticas relativas a los modos de producción, circulación, apropiación y salvaguardia de la materia escrita, algunas de cuyas manifestaciones son el desarrollo de investigaciones y programas de enseñanza, numerosos proyectos de preservación y diversas actividades prácticas inscritas en el ámbito de la cultura gráfica en América Latina.

Acogiendo toda la diversidad de los enunciados que traducen, de manera natural, los matices nacionales y los diferentes momentos históricos de construcción en los campos de conocimiento establecidos en el interior de ese amplio espectro —historia del libro, historia de la lectura, cultura escrita, cultura impresa, cultura gráfica, patrimonio gráfico, patrimonio bibliográfico, bibliografía material y otros—, la RED-CG pretende colaborar en la consolidación de un espacio de comunicación latinoamericano, que propicie reflexiones sobre las especificidades históricas, sociales y culturales de la región. Hemos elegido el enunciado “cultura gráfica” —sin obviar su tradición historiográfica—en función de su vocación semántica para minimizar las fronteras entre el hacer y el pensar, incluyendo de ese modo no sólo los más diversos objetos escritos y sus prácticas pluriculturales y plurilingües, sino también el quehacer de los más diversos profesionales dedicados al mundo del libro y de la edición —desde el historiador hasta el bibliotecario, desde el artista gráfico hasta el editor, desde el museólogo hasta el restaurador— que, cada uno a su manera, colaboran directamente para consolidar ese amplio espacio de conocimiento.

Pretendemos inicialmente consolidar y ampliar esa interlocución mediante la creación de un espacio virtual de comunicación —un grupo de discusión y un boletín semanal— con la colaboración de los miembros, que tienen, entre otras funciones, la misión principal de ampliar la red de comunicación integrando a nuevos participantes y compartir información pertinente a nuestros temas de interés.

Desde su creación, en junio de 2017, además de los boletines semanales, la RED-CG inició el desarrollo de una serie de acciones en colaboración con sus miembros, de las cuales destacamos: la bibliografía latinoamericana de la cultura gráfica; el mapeo de instituciones, grupos de investigación y profesionales del área y el relevamiento de los espacios de producción tipográfica y de preservación del patrimonio gráfico. También hemos promovido reuniones de trabajo (México, octubre de 2017 y Chile, abril de 2018) y se ha apoyado, de diferentes maneras, la realización de seminarios, encuentros, congresos y cursos en América Latina.

La RED-CG —que tiene el español y el portugués como idiomas oficiales— es un proyecto gratuito para sus miembros que cuenta con la participación voluntaria de éstos para el desarrollo de su programa y que procura garantizar la libertad de expresión de todos los integrantes. Contamos en este momento con la participación de 10 países y más de 100 miembros, cuyos lugares de origen exceden las fronteras de América Latina.

Con esta breve presentación, esperamos incitar a los internautas a acompañar nuestra red que está hecha también ¡de tinta, papel y plomo!

Marina Garone Gravier (UNAM, México) y Ana Utsch (UFMG, Brasil)

Enlace

Red Latinoamericana de Cultura Gráfica

Ethiopian Bookmaking

Este artículo ya estaba en este blog desde hace un par de años pero era parte del material de lectura del taller «Los Rostros del Libro» que impartí en la Escuela de Cultura Popular «Mártires del 68». Es un folleto muy breve pero muy bello porque describe los procesos que los monjes llevan a cabo para la elaboración de un manuscrito. Lo pongo a disposición para su descarga.

Descarga PDF:

Ethiopian Bookmaking

Comparative Oriental Manuscripts Studies / COMSt

Este post es de esos que no sabe uno exactamente por donde empezar, sobre todo porque el tema sustancial que les quiero presentar es la descarga de un libro de codicología comparada que es la suma de muchos intelectos, eso por un lado, pero siento el deber de hablar sobre el COMSt una red cooperativa que nace bajo la tutela de la Universidad de Hamburgo y que lleva al menos diez años trabajando en este material.

Entre todo lo anterior sería útil definir la codicología para aquellos que no están familiarizados con este concepto puedan encontrar sentido y darle su justa dimensión a este trabajo.

La codicología (del Latín cōdex, gen. cōdicis, “códice, libro”; y Griego -λογία, -logia, «estudio, tratado») es la disciplina que estudia los libros como objetos físicos, especialmente los manuscritos escritos en cuero, papiro, pergamino, papel u otros soportes. El Institute de Recherche et d´Histoire des Textes (IRHT) establece una distinción entre codicología histórica, dedicada al estudio de las bibliotecas, colecciones, catálogos y la codicología científica, cuyo objetivo es el examen arqueológico de los manuscritos.

Aunque en un principio el análisis material del libro antiguo era un estudio prácticamente secundario, relegado la mayoría de las veces a breves descripciones materiales, hoy por hoy la utilidad de los estudios codicológicos ha conformado un caudal de información que redunda en el significado del texto, principal si pero no único objeto general de la bibliología.

Luego de esta breve e incompleta definición ahora si les puedo presentar esta obra cuyo propósito es construir una codicología comparada de manuscritos orientales, siendo la primera pregunta ¿Que entiende un europeo cuando se refiere a oriente? esto se explica en las primeras páginas de la obra y ahi se comprende la marcada influencia que el Oriente y específicamente el Oriente Próximo y sus naciones tuvieron en la Europa central, un tema que se antoja para desarrollar pero que no es mi campo.

La obra comienza por necesidad definiendo los métodos utilizados para el estudio de los manuscritos muestra; es el siguiente capítulo el que brinda al lector el sentido de la obra ya que trata sobre las tradiciones librescas árabe, armenia, cristiano palestina aramea, copta, etíope, georgiana, griega, hebrea, eslava y siria todas estas tradiciones, con excepción del árabe y el griego, con enormes vacíos de información en cuanto al análisis material de sus libros.

A continuación sigue un grueso capítulo de análisis codicológico que sirve muy bien de resumen a otras obras mas específicas y sirve por fin de un digno contrapeso a muchas obras que tratan sobre codicología del manuscrito europeo. Le siguen dos capitulos de los que no puedo hablar porque no tengo esa formación pero que hablan de Paleografía y de Critica Textual de estas tradiciones librescas y a continuación dos capítulos muy interesantes sobre Catalogación, en la que espero aclarar muchas de las dudas respecto a la movilidad histórica de muchos manuscritos y la de Conservación y Preservación que es siempre un tratamiento general sobre las condiciones que deberían guardar o guardar en sus respectivos archivos.

Descargar: Comparative Oriental Manuscript Studies: an Introduction

Recursos de investigación de la Chester Beatty Library

De reciente creación, la Chester Beaty Library acaba de inaugurar en su página web una sección para poner a disposición versiones digitales de muchas de sus publicaciones, algunas con mas sesenta años de existencia, dentro de éstas se puede consultar Some oriental bindings in the Chester Beatty Library de la maestra Berthe van Regemorter y muchos otros recursos que versan sobre los acervos de esta biblioteca.

Su estudio requiere de tiempo y paciencia pero es una oportunidad inmejorable para hacerse de titulos que en su versión impresa son o muy costosos o dificiles de encontrar. Que lo disfruten y nos vemos en el siguiente post.

Link: Research Services in the Chester Beatty Library

Primera Expo Nacional de Artes y Oficios del Libro

Abierta al puìblico

La Primera Expo Nacional de Artes y Oficios del Libro es una propuesta incluyente que trata de romper con los torpes atavismos del Petit Comité entre artesanos, este evento no solo trata de vender productos, sino crear un espacio para pensar los libros, sus modos y sus maneras, tomando como base la organización de conferencias, talleres, demostraciones y una exposición didáctica cargada de un gran amor por el libro y el deseo de modificar nuestro accionar como artesanos. Esperamos sea de su interés participar como expositores o bien como espectadores de este primer evento.

Rescatan legado artístico y musical de libros de coro

librodecoro
Las obras contienen textos y música de las misas y el oficio divino que celebran las comunidades religiosas de la época virreinal.

Rescatan legado artístico y musical de libros de coro

  • Especialistas del INAH trabajan en la conservación, catalogación y digitalización de las 90 obras de este tipo, pertenecientes al Museo Nacional del Virreinato
  • Las obras de gran formato datan de los siglos XVI al XIX y contienen los textos y música de  las misas y el oficio divino que celebran las comunidades religiosas de la época virreinal

El acervo de los libros de coro del Museo Nacional del Virreinato (MNV), integrado por 90 ejemplares de los siglos XVI al XIX, es sometido a labores de conservación, catalogación y digitalización, a fin de garantizar su preservación y difundir su contenido que ha permanecido resguardado durante varias centurias entre enormes pastas de madera, trabajo que dio comienzo con la atención de 14 obras de incalculable valor artístico y musical.

Dichos volúmenes novohispanos y europeos, que albergan las obras musicales que acompañaban las grandes celebraciones religiosas de la época virreinal de México, son considerados la colección más importante en su tipo que resguarda el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Se trata de un proyecto interdisciplinario gestionado por la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del INAH, en colaboración con el MNV y el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical (Cenidim), del Instituto Nacional de Bellas Artes, en el que participan restauradores, musicólogos, historiadores de arte y un fotógrafo.

“Entender un objeto tan complejo como un libro de coro no se puede hacer sólo desde el ámbito de la conservación, por ello contamos con la asesoría de historiadores de arte, musicólogos que hacen el inventario de la parte litúrgica y musical, y los restauradores que se avocan al registro en cuanto a técnica de manufactura y alteraciones, para proponer intervenciones puntuales.

“Este trabajo se inició hace unas semanas y se prolongará hasta octubre próximo, ya que se tiene contemplado atender toda la colección del museo; cada mes se trasladará un lote de 15 libros a la CNCPC, en mayo se trabajará con 14 tomos y 50 folios de pergamino sueltos”, informó la restauradora Thalía Velasco Castelán, responsable del proyecto.

“Esta labor tiene dos antecedentes: un programa del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México, en el que se catalogaron y mejoraron las condiciones de resguardo de más de 120 libros de coro que habían permanecido ocultos en la Catedral Metropolitana.

“Y en lo que concierne al INAH, hace dos años financió un proyecto para el registro y estabilización de los libros del fondo reservado de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia, por ello se consideró importante atender otro acervo del Instituto, en este caso los libros de coro del Museo Nacional del Virreinato, lo que permitirá por primera vez dar a conocer el contenido de estas obras”, destacó la restauradora.

Uno de los 14 libros de coro mide aproximadamente 60 cm de ancho, casi 1 m de largo y su espesor oscila entre los 10 y 15 cm; se componen de alrededor de 100 folios de pergamino escritos a mano con tinta ferrogálica, y las letras capitulares son de gran tamaño y están decoradas e iluminadas profusamente.

Estas obras —que pesan entre 20 y 30 kg— fueron cosidas con hilos muy gruesos, y las tapas de madera con recubrimientos de piel tienen herrajes y punteras de metal; su tamaño se debe a que tenían que ser vistos por todas las personas que conformaban los coros catedralicios, señaló Thalía Velasco, restauradora de documentos gráficos de la CNCPC.

Además de su riqueza artística, los libros de coro resguardan un legado musical de gran trascendencia como el canto gregoriano o llano —música vocal tradicional de la liturgia cristiana inscrita en latín—, y la melodía polifónica creada por destacados compositores europeos y novohispanos.

Respecto a las labores que conciernen a este proyecto, los restauradores primero revisan si los libros tienen foliación, de lo contrario se realiza en ese momento para determinar el número de páginas, posteriormente se limpia hoja por hoja con ayuda de una brocha y aspiradora, en este proceso los especialistas se cubren con trajes especiales para protegerse de las partículas que desprenden los documentos antiguos. Luego se hace un registro meticuloso de la técnica de manufactura y las alteraciones de cada obra.

“Durante esta labor se determina el estado de conservación de los tomos a fin de conocer si requieren alguna restauración, esto se realiza cuando se trata de un ataque de hongos o un problema estructural que puede dañarlos.

“Tomando en cuenta el formato, la antigüedad y el constante e intenso uso al cual fueron sometidos estos libros, llama la atención el estado de conservación de los textos y las iluminaciones. En algunos casos las encuadernaciones sólo presentan abrasión en la piel, en otros casos se observan deterioros estructurales, los que se derivan del peso y el manejo al cual estaban expuestos”, explicó la especialista del INAH.

En este lote tenemos un caso excepcional, se trata de un libro de origen sevillano, de la primera mitad del siglo XVI —el más antiguo de este compendio—, que presenta problemas mayores debido a que en el siglo XVIII fue repintado, lo que ocasionó craqueladuras en la tinta. Aún no se determina el proceso que se efectuará, sin embargo, lo primero que se atenderá será la fijación de las tintas.

Paralelo a la limpieza y revisión de los libros, dos musicólogos del Cenidim hacen un registro del contenido musical, y en el caso de los 50 folios en pergamino sueltos revisarán de qué oficio divino o pasaje se trata, a fin de ubicar a qué tomo pertenecen.

“Finalmente, un especialista realizará el registro fotográfico detallado de cada uno de los volúmenes (hojas, tapas, herrajes); la idea es que con este material se conforme un catálogo digital de alta resolución que más adelante esté disponible al público, lo que permitirá un mayor alcance de estos materiales cuyo uso es restringido.

“Con este tipo de trabajos, la CNCPC establece una política de atención a los acervos que tiene el INAH, no sólo en materia de conservación sino para estabilizar, registrar y difundir las colecciones de documentos antiguos; además de que esta labor sea la génesis de futuras investigaciones para ampliar el conocimiento del patrimonio documental de México, concluyó Velasco Castelán.

En su oportunidad, Silvia Salgado Ruelas, historiadora de arte de la UNAM —quien trabajó en la catalogación de los libros de coro de la Catedral Metropolitana— indicó que este tipo de proyectos ayudarán a enriquecer lo que hasta ahora se sabe de los libros de coro; en el caso del acervo del MNV con los recientes estudios se ha podido determinar que no sólo proceden de la Catedral, sino también de la Biblioteca Nacional de México.

Los trabajos en materia de conservación, catalogación, interpretación musical y registro fotográfico que actualmente desarrolla la CNCPC permitirán que se valore aún más estos objetos, legado de la cultura europea y cristiana. La investigación sobre estos ejemplares a nivel mundial es incipiente, España ha empezado a hacerlo, por ello la importancia recae en que México está aportando una metodología de estudio para que se recupere un patrimonio que estuvo dormido por siglos, finalizó Salgado Ruelas.

Link:

Rescatan legado artístico y musical de libros de coro

The Preservation of Leather Bookbindings H. J. Plenderleith

Poniendo orden en mi librero me encontré con esta pequeña obra sobre la preservación de encuadernaciones en cuero, es una obra muy sencilla y mas vale al lector tomarla como fuente de consulta sin olvidar que fue escrita en 1946 y que a la fecha mucho han cambiado los criterios de conservación. Dejo el link para su descarga y espero sus comentarios

Descarga (24 MB)

The Preservation of Leather Bookbindings H. J. Plenderleith

BNF / Banque d´Images

bnfpost-(1)

Otro excelente recurso en el que no es posible escatimar el tiempo en recorrer es la base de datos que la Biblioteca Nacional de Francia ha dividido ahora de manera temática.

La estructura de esta base de datos requiere mas que otros proyectos de un usuario entendido de los vínculos por materia y de la naturaleza de sus fuentes para una consulta provechosa.

En los links pongo el motor avanzado de búsqueda para que vean la diversidad de temas y en el segundo link la entrada principal al tema «Encuadernaciones de Manuscritos Occidentales».

Links:

Motor de busqueda / BNF

Reparación básica de libros antiguos

metzpost-(2)

metzpost-(1)

Dando mi recorrido habitual por la web me encontré este registro en video de una demostración que la conservadora y restauradora Consuela Metzger llevó a cabo en la biblioteca de la Universidad Francisco Marroquín en la hermana República de Guatemala.

Estoy seguro que este documento está a la vanguardia de cualquier institución en el mundo, la información provista por Metzger y la minuciosa tarea de programación por temas del video dan buena cuenta de ello. Que sea de provecho.

Links:

Parte 1
Parte 2

Manuscritos islámicos en Mali

malipost-(1)

Otro proyecto al que habrá que dar seguimiento es el llevado a cabo por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos en colaboración con distintos archivos de la República de Mali, entre los que se encuentra la Biblioteca Mamma Haidara fundada en el siglo XVI para la difusión del Islam.

El territorio de Mali, cabecera de los imperios del Africa Occidental hasta el siglo XIX, fue generador de una gran riqueza oral y escrita, y pueden contemplar un avance de este proyecto en los siguientes enlaces.

Link:

Islamic Manuscripts from Mali

Ancient Manuscripts. from the deserts Libraries of Timbuktu

¿Un corán egipcio? Si pero…

quranpost-(1)

Para ser sincero pensé dos veces antes de escribir esta entrada, por un lado por lo inusual de las dimensiones del códice, y segundo, porque el sitio donde lo encontré no me parecía nada confiable.

En un segundo intento por encontrar otra fuente di con el sitio web Islamic Awareness y ahi leí con atención la reseña que se hace sobre este corán que se conserva en la mezquita de Al-Hussein en el Cairo.

De la primera fuente estoy descargando el Torrent que describe con mas detalles la historia de este documento, asi como su proceso de restauración, y si tenemos suerte, mañana podré mover el archivo a un sitio mas seguro para que lo consulten. Mientras tanto los dejo con la reseña y otros datos reveladores.

Link:

The «Qur’ān Of ʿUthmān» At The Al-Hussein Mosque,
Cairo, Egypt, From 1st / 2nd Century Hijra